BUSCANDO A MATILDE VARA DE ANGUITA
Detenida-desaparecida el 24 de julio de 1978 del Café Tortoni
 

Escritos > Somos Matilde

SOMOS MATILDE
Siempre he pensado, que en algún momento de tu vida, tuviste la suerte al
menos de conocerla, compartir cosas con ella, jugar o disfrutar un paseo. Para
mí, eso no fue así.
La conocí por fotos. Me imagino su voz. Una carcajada. Su perfume. La
suavidad de su piel. Un beso en mi mejilla.
Papá dice que me parezco mucho a ella. Me mira fijo y sonríe. Me comenta que
tengo sus mismos ojos grandes, algunos rasgos de su cara y lo madura que
soy en algunas cosas.
De ella, sé que era graciosa, hacía unos ricos buñuelos y siempre muy
solidaria, porque cuando alguien estaba en problemas, acudía a su ayuda.
A la salida de la escuela observo a mis compañeros y veo que a la mayoría los
vienen a buscar sus abuelas.
La abuela de Bauti, muy parecida a él. La abuela de Juana, muy serena. La
abuela de Miri, siempre con una sonrisa. La abuela de Gian Luca, derrochando
alegría.
Me hubiese gustado verla parada ahí, que me ayude en las tareas, que me
prepare la merienda o esté en mis cumpleaños.
Algo difícil de explicar lo que siento. Un vacío en mi vida. La abuela es la
persona más cariñosa del mundo.
Un día pregunté porque no está con nosotros, papá me contó que unos
señores llamados militares, con reglas raras y aburridas se la llevaron en un
camión extraño y nunca más supieron de ella. Eran tiempos oscuros.
Llevo su nombre. Siento que me acompaña. Además de ser yo, soy Ella, que
de la mano de papá, todos los 24 de marzo marchamos para pedir Justicia.

Autora: Mathilde Anguita
Grado: 7°
Escuela N°7 "Oleqario V. Andrade" D.E. 6°

     
 

Sitio web creado por sus familiares y seres queridos. Si tenés alguna información escribinos aquí.
Diseño web: Leandro Coccia